En la actualidad el tractor agrícola es una fuente de energía insustituible, en una explotación agropecuaria moderna. 

Pero ante el desarrollo y el progreso logrado a través del tiempo, este vehículo se ha ido innovando hasta lograr distintas configuraciones, acomodándose a diversas exigencias de terrenos, cultivos, climas y diferentes labores. 

La finalidad de este artículo es presentar información que te oriente a ti o a quien debe de decidir o asesorar en la elección del tractor más apropiado de acuerdo a tus necesidades y posibilidades del usuario. 

Como bien sabemos que hay una gran extensa gama de tractores, enseguida realizaremos una clasificación teniendo en cuenta el tipo de tracción y su uso agrícola, detallando en cada caso las características más sobresalientes. 

  • Tractor De Tracción Simple: Estas unidades poseen tracción únicamente en el eje posterior, reservando la función directriz al eje delantero. 

El peso cohesivo sobre el tren motriz, que influye directamente  en la capacidad de tracción es un aproximado del 70% del peso total. 

Ese tipo de remolque desarrolla en la barra de tiro aproximadamente el 60% de la potencia que posee en la toma de potencia. 

  • Tractor De Tracción Asistida: Dichas unidades poseen tracción en ambos ejes y la dirección en el delantero. posee ruedas con neumáticos de tracción, siendo las delanteras de un menor diámetro que las traseras. 

El peso se reparte alrededor, un 40% sobre el eje anterior y un 60% encima del posterior. Esto ocasiona que el peso total de la unidad se aproveche en la tracción. 

  • Tractor De Doble Tracción: Son unidades diseñadas para obtener una alta eficacia tractiva. La misma es alrededor de él 75% de la potencia de la cual posee en la toma de potencia. De la misma manera los cuatro neumáticos son del mismo diámetro. 

El peso estático se divide aproximadamente el 55% adelante y el resto sobre el eje trasero con lo que se logra emparejar el peso adherente sobre las cuatro ruedas al momento que se realiza la tracción.