Antes que  decir los pasos de cómo se cultiva o cosecha el maíz, debemos de saber muchas cosas para llevar a práctica dicha actividad.

El maíz y casi todos los cultivos, no pueden ser alterados ya que la planta ha llegado al punto de su madurez fisiológica, esto cuando el grano llega a su máximo contenido de materia seca.

El grano llega a su maduración fisiológica esto cuando el contenido de humedad está alrededor del 37-38 por ciento. Mientras que la cosecha que se hace via máquinas o tractores el grano tiene aproximadamente un 28% de humedad.

Cuando esto se hace vía manual algunos límites no son tan importantes y todo dependen de las condiciones ambientales, de mano de obra disponible y algunos hábitos tradicionales.

Antes de lleva a cabo la cosecha manual, siempre es práctico dejar el maíz en el campo que se queda adherido a las plantas por algún tiempo variable que muchas veces depende de diversos factores, donde el grano se seca de forma gradual.

Algunas de las prácticas que son las más usadas se podría mencionar:

  1. Dejar las plantas enteras tal  y como se desarrollaron .
  2. Cortar la parte superior de la planta, para permitir una exposición de mazorcas al sol.
  3. Doblado o Quebrado. Dicho procedimiento se trata de doblar la parte superior de la planta o la pura mazorca, esto se hace para que la punta quede hacia abajo, y eso se hace para evitar que el agua de lluvia penetre al interior de maíz.
  4. La separación de mazorcas se lleva a cabo de dos maneras con hojas o sin hojas.
  5. Cuando se quitan las hojas, el deshojar se puede realizar con la ayuda de un instrumento llamado “gancho” el cual para su uso se coloca en la mano derecha ya que ahí le facilita la operación.
  6. La clavija se utiliza cuando la separación de mazorcas se produce sin quitarle las hojas, al posterior del maíz.

El secado, es algo fundamental para los granos de maíz o la famosa mazorca y este se puede hacer dependiendo, de las facilidades existentes, por lo regular se realiza exponiendo  a las mazorcas en sol, en patios, plataformas, techos de las casas, colgadas bajo el techo o utilizando los troncos de algunos árboles.

Como vemos existen diversas prácticas que permiten completar el proceso productivo del maíz, y esto varía dependiendo del equipo o la forma de trabajo de las diversas agrícolas que existen.