El chile es una fruta, muy recomendable en la cocina ya que es utilizado para darle ese sabor picosito a los alimentos, y a su vez es muy saludable para una alimentación diaria porque aporta muchas vitaminas que son necesarias para el cuerpo humano.

A continuación te diremos cómo se cultiva este delicioso fruto para que empieces si así lo deseas una mini huerta en tu casa.

  • Elección de terreno cultivo: Siempre se recomienda utilizar terrenos en los que no se haya cultivado chile anteriormente o algún otro fruto como, tomate, o papa en los últimos 3 años de igual forma se prefieren los suelos con textura arenosa o franco-arenosa, para poder facilitar el drenaje y evitar los suelos arcillosos.
  • Roturación del suelo(subsoleo). Si el terreno posee tiene o  cuenta con la profundidad suficiente y que el producto tenga la certeza de que el suelo presente piso de arado y el terreno lo permita, se recomienda utilizar el subsoleo a una profundidad de 40 a 50 cm, con la finalidad de disminuir la condensación del mismo ocasionada por el paso de la máquina en cultivos anteriores, para con esto favorecer el drenaje.
  • Barbecho o Volteo: Se deberá a realizar con una profundidad de 30cm con el objetivo de integrar malezas y residuos del cultivo anterior; asimismo permite ventilar el suelo. Se aconseja realizarlo con suficiente anticipación por lo menos tres meses antes de la creación del cultivo para exponer los organismos que son nocivos a la luz solar, al frío y a la acción de los depredadores.
  • Rastreo: Se deben de realizar dos pasos de rastra en forma cuadrada esto para poder obtener un suelo que esté lo más desterronado posible y con esto conseguir una buena cama para el trasplante. Esta actividad tiene como objetivo principal evitar que los terrones y los residuos de cultivos anteriores rompan el plástico al momento de tapizar.
  • Aplicación de materia orgánica y fertilización de fondo: Necesitaremos realizar una zanja con un subsuelo con alas o bien con una reja grande de cultivadora  donde quedarán los lomos de plantación. Para ellos se utiliza el ancho de la trocha del tractor como regla para marcar líneas.

Es necesario también aplicar algún insecticida granular pertenecientes al grupo de piretroides, en las dosis recomendadas conforme a  la etiqueta del fabricante, para el control de plagas del suelo.

  • Bordeo: Con la acamadora se levantan lo más alto posible como a una distancia entre los 1.6 metros.

La cosecha en el momento preciso es  de suma importancia. Si los frutos por lo regular se cosechan inmaduros, estos no adquieren la coloración adecuada y mucho menos el sabor, por lo que son inferior en calidad para el consumo.

Para los chiles siempre utilizamos dos indicadores de cosecha en los cuales son la longitud o tamaño, y por último su color característico.

La cosecha hace de manera manual, y en el momento que se realiza depende del destino y del uso de la producción, porque al momento de consumirse debe de estar fresco y con un color verde, el cual indica que ya está totalmente maduro y listo para degustar.

Al momento de la cosecha, es importante cuidar que los chiles no sean dañados o maltratados por las herramientas o uñas de los trabajadores. Así como evitar la exposición directa al sol y en caso de que suceda eso se deben de retirar los frutos cosechados lo más rápido posible y colocarlos en un lugar con sombra.