En la agricultura es de suma importancia el uso de tractores, ya que es es la herramienta o transporte indispensable para poder trabajar en esta actividad, ya sin ellos los agrónomos no pudieran realizar sus actividades  en el campo.

Los tractores eléctricos se concretan como la pieza fundamental para la producción de alimentos en la agronomía y la reducción de gases de invernadero.

Trabajar con tractores eléctricos  para la agronomía tiene muchos beneficios, uno de ellos es lograr que la agricultura sea sostenible, con esto reduciendo los ruidos y emisión de gases contaminantes que afectan al medio ambiente y con la llegada de estos tractores jugarán un papel determinante al momento de conseguir ese objetivo.

Otros de los factores que hacen de suma importancia la llegada los tractores eléctricos es el ahorro económico para el sector agrícola. La energía eléctrica disminuye de manera notable el gasto en los combustibles y otros sistemas etc.

También tiene sus desventajas o inconvenientes y algunos de ellos son que, son vehículos muy grandes de dimensiones y muy pesados, ello implica que su potencia es mayor para su movimiento que cualquier otra clase vehículo eléctrico (coches, motos, etc).

Otra desventaja es el uso de baterías ya que los tractores presentados al mercado han incluido gran capacidad de baterías( seis horas de autonomía antes de necesitar una recarga), y eso genera un impedimento en algunas situaciones como en las épocas de campaña, cuando los tractores funcionan, una gran cantidad de horas seguidas, inclusive días, cambiando de conductor sobre la marcha sin parar el trabajo.

Sin embargo podemos aceptar de que la inclusión de la tecnología en la agricultura nos puede llevar a obtener mayores beneficios y mejores rendimientos para el trabajo y el área a nivel general.